Antecedentes históricos

 

Los antecedentes históricos de la Unidad Académica de Ciencias de la Tierra datan de 1844, en “El Instituto Literario de García” (actualmente Preparatoria I de la U.A.Z.). Donde se impartían clases de Minería y Astronomía y los cursos sobre Administración Minera. Sin embargo, éstos cursos se vieron afectados con el cierre del Instituto en 1853.

Durante este mismo año, se construyó la Escuela de Minería en Fresnillo, Zac. siendo Gobernador del Estado el Gral. Don Francisco Pavón y gracias al filantropismo de Don José González Echeverría, inició actividades con el Ing. Don Pascual Arenas como Director y con docentes distinguidos como el Dr. Ignacio Hierro. Las carreras que se impartían eran de tipo técnicas con duración de dos años: Metalurgista Ensayador, Laboreo de minas, y otras relacionadas con la Minería de ese tiempo.

El Instituto Literario de García reanudó labores en 1870, iniciando los estudios de Ingeniería con la carrera de Ingeniero Topógrafo e Hidrógrafo y más tarde con la carrera de Minería y beneficio de metales, así como la de Ensayador y Apartador de Metales.

En 1918, cambia el nombre de Instituto Literario de García a Colegio del Estado y en 1920 a Instituto de Ciencias de Zacatecas. Durante éste periodo, los cursos de Minería se suspendieron en algunas ocasiones por los movimientos políticos del país, pero volviendo a abrirse y seguir adelante. La carrera de Ing. de Minas funcionó en forma muy irregular de 1923 a 1934 debido a un gran colapso que sufrió la minería por la baja en los precios de los metales.

Dada la importancia que representaba para el Estado de Zacatecas, la Carrera de Ingeniero de Minas, se organizó un Patronato pro Escuela de Minería el cual estuvo integrado por distinguidas personalidades del Gobierno Federal, Estatal y Empresarios de la Minería Privada de ese tiempo, con el objetivo impulsar la carrera, dotar a la misma de personal de base capacitado, regularizar la carrera dentro de la Escuela de Ingeniería y construir un local amplio, digno de la carrera de Minería.

En 1956, volvió a funcionar la carrera de Minas dependiente de la Escuela de Ingeniería del I.C.Z. con una duración de 5 años. Sin embargo, no fue posible la estabilización de la carrera de Ing. de Minas y Metalurgista, ya que solo funcionó unos cuantos años y después solo se impartían cursos en forma irregular y esporádica.

A partir del 10 de octubre de 1959, el I.C.Z. cambió su nombre a Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas. La estructura institucional crece, el personal docente y administrativo también aumentan e incrementa en forma favorable la demanda estudiantil. La carrera de Ingeniero Minero Metalurgista se consolidó en el año de 1964.

El 6 de Septiembre de 1968, el Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas, es transformado en Universidad Autónoma de Zacatecas, desde entonces la carrera de Ing. de Minas se imparte ininterrumpidamente.

Gracias a las gestiones del Rector en turno Lic. Jorge Eduardo Hiriart Estrada y del Gobernador Profesor y Licenciado Don José Guadalupe Cervantes Corona, se acondiciona el antiguo edificio del Rastro Municipal y el 23 de Septiembre de 1982 es entregado a la comunidad universitaria de Minas y Metalurgia por el entonces presidente de la República Lic. José López Portillo.

El 18 de abril de 1985, el H. Consejo Universitario declara formalmente como nueva Escuela la antigua Área de Minas y Metalurgia.

El 4 de septiembre de 1985, fue aprobado por el H. Consejo Universitario la creación de la carrera de Ingeniero Geólogo, con el objetivo de cubrir la falta de Recursos Humanos altamente capacitados en la Exploración Minera e Hidrológica, pues era claro que los que había eran pocos, foráneos o de paso o al menos fuertemente desarraigados, lo que motivaba un gran desconocimiento de las condiciones Geológicas del subsuelo Zacatecano, transformándose así en Escuela de Ingeniería de Minas, Metalurgia y Geología.

El 2 de junio 2005 el H. Consejo Universitario aprobó la Licenciatura en Ciencias Ambientales con el propósito de apoyar técnica y científicamente el aprovechamiento óptimo, estratégico y prospectivo de los recursos que la naturaleza provee, generando mecanismos que permitan condiciones de explotación, procurando un especial equilibrio ambiental y ecológico. En 2006, adquiere el nombre de Unidad Académica de Ciencias de la Tierra.

 

Información proporcionada por Ing. Ismael Soto Berumen